Manifiesto

Veinte Centavos surge por la necesidad de crear un espacio en el cual podamos escribir y debatir sobre diversos temas culturales. Literatura, música, cine y teatro serán nuestros temas habituales, y no dejaremos de lado la actualidad, en la que se combina el pasado y el futuro.Aprovechando la tecnología, creamos está revista virtual, este blog cultural, y esperamos que ustedes disfruten leyendo –y respondiendo- y nosotros escribiendo.

Editar es poder

Por Maitena Minella
En los últimos años han proliferado lo programas sobre la televisión, y quizás el más emblematico sea TVR, por esto la autora se detiene en este ciclo. A continuación una crítica sobre el programa conducido por Gabriel Schultz y Sebastián Wainraich.
La conocida Televisión basura compuesta, según el momento, por Karina Olga, Graciela Alfano y su novio, Nazarena Velez, etc., las peleas en el programa (Bailando, Patinando- proximamente Nadando!- Y todo por un sueño!) de Marcelo Tinelli (#) y el resto que vive del show, lo podés ver cada sábado a las 22.00 hs. en el canal del sol.
TVR reproduce para todos los que se perdieron los programas de la tarde (léase Instrusos en el espectáulo Los Profesionales de siempre, o la repeticiones en Magazine con Lucho Aviles y el Teto Medina!) de todo ésto que ocurre a la hora del té.
Entonces, el programa de Gvirtz, pega duro a éste tipo de televisión, pero llena sus dos horas con ésto. Comen de Pergolini, Sofovich, Rial, Majul, etc., y encima te dicen; “Ojo, pero ésto que estamos pasando es una bosta que baja la calidad”. ¿Y entonces para qué lo mostrás?!!!
Lo que más me molesta es que se ubican en un escalón más alto y miran desde ese lugar a la televisión, no se dan (o sí) cuenta que es un programa más, dentro de la mugre que ellos tanto critican, creyéndose progres.TVR se encarga de marcar las contradicciones de las Vedette de turno y de los politicos, como si éstas, tengan la misma importancia, y por otro lado, te muestra las contradicciones anulado al espectador los contextos en que están. Opera a favor o en contra de quien sea. Pegan al enemigo en vigencia, bajan su línea, lo cual no es incorrecto, salvo cuando no nos aclaran los motivos por los cuales omiten alguna imagen de archivo
La idea de TVR es muy simple y económica: buscan y graban todo lo que sucede durante la semana y luego editan ( dan enfásis a una imagen y ponen una musiquita que emocione y que llegue). Buscan a un invitado y todo lo que opine éste es motivo de aplausos y gritos, generado por dos o tres asistentes de producción que levantan las manos.
Igualmente, la edición, por más que critique sus intenciones, es impecable, lástima por lo dos proyectos de conductores, hacen agua.
La verdad es que se mete en el mundo de la televisión, espían para contarnos todo con su mirada, irónica y soberbia, son parte importante de ésta televisión que tanto dicen criticar.
No genera, reproduce. Muestra, como ellos quieren.
En fin, TVR es más de lo mismo, es un Copy / Paste bien hecho.


(#) Vale aclarar que no hacen ni una sóla critica al programa de Marce, lo hacen quedar como si fuera un programa de Canal Encuentro.




¿Qué opinas sobre TVR? No te olvides de dejar tu comentario.

4 comentarios:

Fede dijo...

La televisión está enferma, al igual que muchos otros medios. La enfermedad ya se conoce hace rato en otros ámbitos y es una enfermedad sistemática. Ataca a nivel político, cultural, económico, educativo, ataca a la salud, a la historia, a la seguridad y a los derechos de las personas. Una enfermedad que es tal que bien podría hasta ser una cura para si misma.

Puntualmente la televisión argentina está enferma, infectada y es virósica. Recuerdo bien los tiempos en que TVR realmente (dentro de lo esperable) se animaba a poner un pie firme en el costado crítico. No tardó mucho, sin embargo en infectarse. Recuerdo muy bien también aquel programa donde fue invitado el señor Capusotto: Luego de un tétrico informe (para quienes gustan de la crítica seria) sobre “Bailando por el Sueño de Tinelli” ya Capusotto se mostró algo incómodo por la extensa duración y el mucho interés que se le daba a un programa como ese. Para colmo, la producción de TVR no tuvo mejor idea que llevar al estudio a tres señoritas que como miles de miles de miles se las rebuscan para que sus tetas y culos sean lo nuevo en el mercado televisivo. Capusotto, intentando al menos parecer algo gracioso, pero con un desprecio incontenible se levantó de su cómodo sillón y se retiró del piso, para volver luego de que las señoritas se habían retirado. TAL CUAL!!! Como dice la autora - y encima te dicen; “Ojo, pero esto que estamos pasando es una bosta que baja la calidad”. – y encima te llenan el piso con tres mujeres en ropas minúsculas y les filman los culos.
La enfermedad está ya bastante avanzada en TVR, creo yo. Ya no lo disfruto, ya no lo espero y si lo veo algún Sábado es porque realmente la tele no ofrece casi nada mejor. Aquellos que tienen cable, pueden quizá escapar de vez en cuando, pero quienes no se ven limitados a consumir basura. A penas existen dos o tres canales de aire que cuentan en su programación con programas de verdadero interés social y cultural. No tardará mucho la enfermedad en divisar nuevas células que atacar.

Nahue dijo...

En último tiempo se han notado cambios en TVR en su forma de enunciación, y siempre para peor. Televisión Registrada fue un buen programa, no original pero si entretenido. A la idea ya usada de imágenes de archivo o resúmenes semanales, que venía utilizando PNP, agregó contenido. No sólo presentaban informes bizarros o furcios de la tv.
Los informes sobre temas sociales, culturales y políticos siempre fueron interesantes. Muchos de ellos pequeñas joyas (el informe/despedida a Castelo, por ejemplo). Siempre bajo una postura progre y políticamente correcta.
Pero este año, la formula ya se rompió en forma definitiva. Para hacer el análisis que ellos presentaban era necesario correrse a un costado, tener cierta objetividad. Si te vas a reír de la televisión, intenta comportarte como si no fueras parte de esta, no entres en las guerras mediáticas, en los ataques gratuitos, en el humor fácil, en la bajada de línea…
Es notorio como TVR realiza informes por rencor (caso Pergolini y Rial), por favoritismos (caso Telerman en las elecciones a Jefe de Gobierno, Canal 13) o por facilidad (caso Tinelli), y esto es una lástima porque termina ensuciando al programa. Los chistes –haciendo abusos del recorte, de quitar de contexto- son funcionales a sus peleas, a sus intereses económicos.
Para colmo, el programa (con sus conductores a la cabeza) intenta todo el tiempo demostrar cierta superioridad a los personajes que aparecen en sus contenidos.
TVR comunica que de todo nos podemos reír y sólo nosotros (ellos) podemos juzgarlas.
En otras palabras, insoportable

Adrian dijo...

No estoy de acuerdo en nada de nada de nada de nada. TVR es un programa que tiene mucho humor y ese es el PODER DE EDITAR. Relacionar algo con otro y que esa sintesis genere otra cosa con un fin. Tambien ejercen este metodo con lo politico, con las contradicciones, lo mismo exactamente. Me gustan los conductores. Me gustaba mas antes TVR y eso es verdad tambien. La tele no esta enferma, parece que fuera que la trajeron de otro planeta, pero la inventamos nosotros. Cuando no nos gusta algo, si podemos cambiamos de canal y eso esta bueno. Tambien hay que pensar que es un programa de tele y no otra cosa. Obvio que se aplaude como en todos lados. Pero tampoco invitan siempre a personas que hablen maravillas del programa y muchas veces que se lo critica mucho dentro del ciclo.
Me gustaban gianola y morgado tambien

Fede dijo...

Una cosa es el humor y otra muy distinta restarle seriedad a un tema.
Uno puede tropezar y golpearse la cara contra el piso y tomarlo con humor. Pero uno no puede restarle seriedad a ciertas cosas. Creo que esta claro y nadie puede decir que TVR no ha cambiado. Hace un año yo habría opinado casi como Adrian, pero hoy me encuentro mucho mas con Maite. Hay mas culos en TVR que críticas constructivas, y si Tinelli metiera algún que otro bocadillo de seriedad y actualidad en su programa no habría diferencias con TVR.
Y cuando digo que la televisión está enferma me refiero a que si vos cambias de canal y de cada 10 canales 3 tienen culos de patinando y mañana no son 3 son 7, eso es un virus. De igual forma actúa el cáncer.